Como proteger la pintura de tu automóvil

La pintura de tu coche es un elemento bastante resistente, sobre todo la de los coches actuales, pero no esta exenta de cuidados… Las condiciones ambientales, el uso cotidiano y algunos hábitos que tenemos los usuarios de automóviles perjudican, de forma progresiva, el el buen estado y apariencia de la pintura. Para cuidar la pintura de tu coche y mantenerla como el primer día durante muchos años te sugerimos que revises los siguientes consejos:

 

1. ESTACIONA EL COCHE EN GARAJE SIEMPRE QUE SEA POSIBLE.

Parece un tópico pero es obvio que es la mejor manera de proteger, no solo el exterior, sino también el interior de tu coche.

Estando a cubierto, la pintura de tu coche queda protegida de los fenómenos atmosféricos, de los rayos ultravioleta del sol y, si el garaje es privado, de los actos vandálicos…

No obstante, conviene resaltar algunos aspectos con los que tienes que tener cuidado si aparcas en un garaje:

– En algunos Parking públicos las plazas son demasiado estrechas y otros usuarios pueden dañar la pintura de tu coche al entrar y salir de sus vehículos. Procura evitarlos o busca las mejores plazas aunque estén mas lejos.

– Los garajes situados en los sótanos de edificios suelen tener tuberías y conductos en el techo que a veces gotean; este goteo, si cae sobre la pintura de tu coche, puede provocar manchas muy difíciles de eliminar. Verifica que no haya charcos en el suelo antes de estacionar.

2. LAVA EL COCHE CADA 4/6 SEMANAS.

Lavar el el coche a menudo es vital para mantener la pintura de tu coche como el primer día. Lavar el coche no solo cumple la función de que nuestro coche se vea limpio y bonito, y, dicho sea de paso, de que no piensen de nosotros que somos un poco “guarretes”(perdón por la expresión), sino que ademas cumple la misión indispensable de eliminar sustancias dañinas que se depositan sobre la pintura de tu cochedurante el uso cotidiano. Estas sustancias pueden ser excrementos de ave, restos de insectos, alquitrán del asfalto, gasolina y aceites, e incluso sal procedente de algunas carreteras en invierno. Una exposición prolongada de la pintura de tu coche a estas sustancias puede dañarla de forma muy grave.

Para lavar el coche lo mejor es hacerlo a mano empleando los productos adecuados, como champús específicos para carrocerías y bayetas y toallas de microfibra que no dañan la pintura.

Después de viajes largos es muy recomendable lavar el coche para eliminar la multitud de insectos que impactan en la parte delantera o la sal de la carretera que se proyecta en los bajos del vehículo en invierno.

3. PROTEGE LA PINTURA DEL SOL EN ESTACIONAMIENTOS PROLONGADOS.

Los intensos rayos del sol pueden ser muy perjudiciales para la pintura de tu coche. Los colores que mas sufren son aquellos que son muy vivos, por ejemplo los rojos, amarillos o azules sólidos. Es bastante frecuente ver coches rojos comidos por el sol que han adquirido un color rosáceo y mate…

En otros colores el desgaste por el sol no es tan evidente, por lo menos por cuanto a pigmentación se refiere, pero los rayos ultravioleta afectan también al brillo de la pintura, por lo que exposiciones prolongadas provocan el matizado progresivo de la pintura de tu coche.

Si tu coche va a estar aparcado en la calle durante un tiempo mas o menos prolongado, procura que esté en un lugar resguardado del intenso sol.

4. ESCOGE LUGARES SIN AGLOMERACIONES PARA ESTACIONAR.

En las grandes ciudades no es tarea fácil encontrar un sitio para estacionar un coche. Ademas, la gente suele ir muy apresurada y aparca en el primer sitio que encuentran, sea o no adecuado para su coche. Por si esto fuera poco, tenemos que aceptar el hecho de que la mayoría de usuarios de automóvil no les preocupa demasiado el aspecto exterior de su propio coche, por lo que menos aún se preocuparán por el aspecto exterior del coche del prójimo…

En resumen, la falta de espacio, las prisas y la falta de cuidado de otros usuarios pueden provocar pequeños daños en la pintura de tu coche 

No puedes saber como de cuidadoso será tu “vecino de aparcamiento”…

No puedes hacer nada para cambiar cualquiera de estos factores, pero lo que si puedes hacer, si realmente te preocupa el estado de la pintura de tu coche, es alejarte de estas aglomeraciones para estacionar, aunque tengas que caminar un poco para llegar a tu destino.